lunes, diciembre 05, 2005

Piñera

Curiosa la discusión sobre las credenciales democráticas de Piñera. El gancho sería que voto por el NO en el plebiscito del 88. Me preguntaba Qué tiene de especial oponerse a dar continuidad a un régimen autoritario; qué extraordinario gesto democrático es desear que un régimen que proscribió los derechos ciudadanos fundamentales deje el poder. La discusión indica nuestra ubicación en el rango democrático de las sociedades. Tenemos la vara corrida. Lo que pasa es que votar por el SÍ como RN y la UDI es del todo impresentable, contraviene la civilidad más rudimentaria. Negarse a un régimen autoritario es una condición mínima, inicial. Ampliar los derechos de los trabajadores, regular la desconcentración del poder, dar incentivos para la formación de asociaciones secundarias, profundizar la libertad de prensa, regular los monopolios, promover la cohesión social incluyendo a los marginados, son ejemplos de gestos democráticos; la democracia es sólo el paragua, es condición básica; declararse pro-democracia como gancho. a esta altura me parece, equivale a algo más allá de invocar valores fundamentales. Pareciera que estamos corridos de época.
Free Web Site Counter
Website Counters